SILVIA DABUL

Silvia Dabul nació en Mendoza, se graduó como Licenciada en Piano en la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Cuyo. Vive en Buenos Aires y es invitada regularmente a los principales ciclos y salas del país. Se ha presentado también en Uruguay, Paraguay, Sudáfrica, Francia y Alemania. Grabó dos CD con música para dos pianos y piano a cuatro manos (Clásica), la obra completa de Kim Helweg para dos pianos y percusión (Focus Recording), Parajes (IRCO), canciones de compositores argentinos sobre textos de su autoría y Mélanges (l´Empreinte digitale, francia). Trabaja como profesora de piano en el Conservatorio Superior de Música Manuel de Falla.

Como poeta, publicó Lo que se nombra (Ediciones en Danza 2006), Cultivo de especias (Ediciones en Danza 2011). Ha sido incluida en diversas antologías.

Es autora del Diario del Otro Lado, publicación digital in progress de 20 cuadernos de sueños registrados desde 2012.

23.6.12

Comparación

Como en la playa virgen
dobla el viento
el leve junco verde
que dibuja
un delicado círculo en la arena
así en mí
tu recuerdo.


Idea Vilariño

20.6.12

Aria

De qué tejido su hálito
fruto de vegetal ignoto

de qué fugacidad
o evasión
la permanencia que dura
lo que un chasquido de dedos
y como todo lo que dura
se afirma y también se va

evocación de sabor
de un mundo mil veces
hallado y perdido

mientras los pétalos arden
y el agua lava impurezas
al ritmo de una burbuja
en el fondo de un narguile
las horas quietas se agitan
con cada aspiración

(SD, Buenos Aires 20/6/2012)

18.6.12

Szymborska

Amor a primera vista

Ambos están convencidos
de que los ha unido un sentimiento repentino.
Es hermosa esa seguridad
pero la inseguridad es más hermosa.

Imaginan que como antes no se conocían
no había sucedido nada entre ellos.
Pero ¿qué decir de las calles, las escaleras, los pasillos
en los que hace tiempo podrían haberse cruzado?

Me gustaría preguntarles
si no recuerdan
-quizá un encuentro frente a frente
alguna vez en una puerta giratoria,
o algún "lo siento"
o el sonido de "se ha equivocado" en el teléfono-,
pero conozco su respuesta.
No recuerdan.

Se sorprenderían
de saber que ya hace mucho tiempo
que la casualidad juega con ellos,

una casualidad no del todo preparada
para convertirse en su destino,
que los acercaba y alejaba,
que se interponía en su camino
y que conteniendo la risa
se apartaba a un lado.

Hubo signos, señales,
pero qué hacer si no eran comprensibles.
¿No habrá revoloteado
una hoja de un hombro a otro
hace tres años
o incluso el último martes?

Hubo algo perdido y encontrado.
Quién sabe si alguna pelota
en los matorrales de la infancia.

Hubo picaportes y timbres
en los que un tacto
se sobrepuso a otro tacto.
Maletas, una junto a otra, en una consigna.
Quizá una cierta noche el mismo sueño
desaparecido inmediatamente después de despertar.

Todo principio
no es mas que una continuación,
y el libro de los acontecimientos
se encuentra siempre abierto a la mitad.


Wislawa Szymborska
De Fin y principio  
Versión Abel A. Murcia

15.6.12

Michaux

En el revés que parece el derecho, en el seno de una conquista sin apropiación, a lo largo de las horas, en la linde de lo infinitamente prolongado del espacio y el tiempo, engaño exterior, engaño interior, engaña bobos, dime ¿qué haces?
   ¿Qué eres, noche sombría en el interior de una piedra?

Henry Michaux
versión Silvio Mattoni
(de Postes angulares)

13.6.12

Calveyra

Pese al agua que no se deforma ni se apaga nunca, pese a un río yendo a desembocar en tu sueño y ya ausentándose para ir a dar en otro, otros sueños.

Pese al agua que no menciona nunca a nadie, pese al unísono de lugares de ese río, a los incontables afluentes de su alma a tu alma ofrecidos, pese al ojo en calma del espejo paseándose por el presente del cuarto, al "heme aquí" de la penumbra amontonándose de los libros.

Desde uno de sus innumerables avatares, como en un sueño, le llega el rumor de lugares conocidos, de nochecitas por arbolar.

        Hombre volviéndose del color glauco de la hora,
        hombre que se firma oeste,
        hombre que conoce el río, sus costas cenagosas

        y oeste que llega aparentando luz.


Arnaldo Calveyra
(Apuntes para una reencarnación)


1.6.12

Botella con mensaje lanzada a un espacio que no es océano ni cielo es algo de otro orden

Kde ste?
Πού είσαι;
어디이
Wo bist du?
Къде сте?
أين أنت؟
Ubi sunt vobis?
आप कहाँ हैं?
Gdzie jesteś?
ક્યાં છો?
Kus sa oled?
你在哪裡?
Var är du?