SILVIA DABUL


Silvia Dabul nació en Mendoza, se graduó como Licenciada en Piano en la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Cuyo. Vive en Buenos Aires y es invitada regularmente a los principales ciclos y salas del país. Se ha presentado también en Uruguay, Paraguay, Sudáfrica, Francia y Alemania. Grabó dos CD con música para dos pianos y piano a cuatro manos (Clásica), la obra completa de Kim Helweg para dos pianos y percusión (Focus Recording), Parajes (IRCO), canciones de compositores argentinos sobre textos de su autoría y Mélanges (l´Empreinte digitale, francia). Trabaja como profesora de piano en el Conservatorio Superior de Música Manuel de Falla.

Como poeta, publicó Lo que se nombra (Ediciones en Danza 2006), Cultivo de especias (Ediciones en Danza 2011). Ha sido incluida en diversas antologías.

Es autora del Diario del Otro Lado, publicación digital in progress de 20 cuadernos de sueños registrados desde 2012.


.

.

16.8.10

Mucillo y el amor distante

La Quête de Bronwyn es un ciclo de poemas que Juan Eduardo Cirlot escribió luego de ver El señor de la guerra de Franklin Schaffner. Cirlot escribió estos poemas en trance medieval y amoroso, perdidamente enamorado del personaje de Bronwyn (Rosemary Forsith). No le importaba especialmente la actriz, sino el ser mítico que representaba esa muchacha rubia y celta, encarnación del amor imposible.

La Quête de Bronwyn de Luis Mucillo, composición inspirada en tres de esos poemas, se estrenará el miércoles 18 a las 19 hs en la Biblioteca Nacional de Las Heras y Agüero en un concierto monográfico dedicado a este amigo y gran compositor. Además de ese estreno habrá canciones sobre textos de Padeletti, Joyce, Blake y poetas chinos, todo a cargo de la soprano Susana Calegaris y el propio Mucillo al piano.

Antes del concierto, en charla previa con la que suscribe, hablaremos con Luis del amor imposible y otros asuntos más o menos musicales. La entrada es gratuita. Creo que será un concierto inolvidable.

Uno de los poemas de Cirlot, el miércoles, con música...

“La Quête de Bronwyn” (Juan Eduardo Cirlot)

I. El mar amargo

El mar amargo del amor amargo
extiende su extensión, sus extensiones,
sus mareas moradas, moribundas.

Sigo tras de la sombra que persigo
a través de montañas y de extrañas
llanuras cenagosas, procelosas,
donde el cielo y el cieno son el mismo
abismo de mí mismo.

Negro ya el corazón como la espada
y negra la coraza desolada,
errante por los campos del destierro
con mis hierros plateados, azulados,
voy heladas ausencias recorriendo.

A veces encontrando los estratos
oscuros de los muros, las miradas,
y los restos de encuentros enterrados.